La Fonoteca: Parade – Materia Oscura y Por la calle de la amargura

Materia Oscura

Materia Oscura

El genio creativo de Antonio Galvañ no se para, y por sorpresa, sin apenas avisar, en 2011 asistimos a la publicación de “Materia Oscura” (Jabalina, 2011), el que estaba llamado a ser el álbum oscuro de Parade. Esta intención de hacer algo más siniestro y deprimente se queda en agua de borrajas, por lo menos en lo musical, ya que el murciano entrega algunas de las melodías más brillantes y chisposas de su carrera. Sin embargo, esta negrura sí se advierte en las letras, plagadas de humor negro e historias tristísimas, en las que la muerte, la marginación social y los traumas son protagonistas, amén de la autorreferencia, algo lógico tratándose de su sexto disco. Después del conceptual “La Fortaleza de la Soledad” (Jabalina, 2009), Antonio Galvañ se suelta la melena y vuelve más fuerte que nunca, con uno de sus mejores discos.

“No más rocanrol” hace una defensa del clasicismo y lo viejo, utilizando la contradicción, pues es una canción de guitarras en ocasiones cercanas al hard-rock. El piano, no obstante, sigue siendo la vértebra de la música de Parade, como nos tiene acostumbrados desde hace tiempo, y se agradece porque es sin duda el instrumento al que más juego saca. La melancolía, el regreso al pasado y la tristeza del presente es un tema recurrente en varios temas, especialmente en la dramedy “Innsmouth”, una canción redonda en la que se mezclan sectas, reuniones de antiguos alumnos y el eterno tema de Parade: la incómoda sensación de saberse diferente en sociedad. “Yo nunca bailo” y “El viajero del tiempo” (solo disponible en la edición en vinilo) siguen por esta senda, reviviendo episodios dramáticos de historias que nunca serán reales.

Y el tercer gran tema de “Materia Oscura” no podía ser otro que la muerte. “El muerto despierto” y “La muerte enamorada” tienen títulos que hablan por si solos.

El homenaje en esta ocasión se lo lleva el cantante italiano Gino Paoli, que lleva cuarenta años con una bala en el corazón tras un intento de suicidio, y al que dedica la bonita “El hombre con una bala en el corazón”, uno de los momentos más optimistas del disco.

Fiel a su universo, lo cotidiano (“Un roto, un descosido”, muy Vainica Doble), la soledad (“Partidario del desierto”), el terror (“Bela y Boris (Amor a la inversa)”) y la ciencia ficción (“Transplutonia”, la abstracta “El dolor del espacio”) cruzan transversalmente todo el disco, llenándolo de referencias pop que, en manos de Galvañ, parecen inagotables. La literatura, el cine, los cómics, siguen siendo la mejor fuente de inspiración. Musicalmente, es uno de los trabajos más ricos de Parade, probablemente el trabajo con un sonido más redondo de toda su discografía, con unas melodías impecables, instrumentos reales (ha grabado con banda) y unos arreglos que van del disco al rock’n’roll o a la canción melódica, a lo que hay que añadir unos cuidados juegos vocales muyretro.

Como ya ocurriera con “Flora Rostrobruno” en “Todas las Estrellas” (Spicnic, 2006), “Materia Oscura” tiene también una canción central, una maravilla que sobresale dentro de algo ya buenísimo de por sí. Esta vez se trata de la sorprendente “¿Eres un robot?”, en la que Antonio Galvañ se coloca, en una mezcla apasionante de realidad y ficción, en medio de su propia historia, confesando no solo a su familia, sino también a cualquiera que escuche la canción, que fue sustituido por un robot hace años, por lo que todo le sale perfecto excepto una cosa: las emociones. Con el extraño humor que le caracteriza, se refiere a sí mismo como Señor Parade, jugando con esa confusión de ser un proyecto unipersonal sin nombre de persona.

Definitivamente, Parade ha demostrado que es un ejemplo de consistencia, pues todos sus trabajos son notables y parece imposible que tropiece o decepcione. A estas alturas de la película, una carrera como la del murciano puede considerarse envidiable.

 

Por la calle de la amargura

Por la Calle de la Amargura

Qué gusto disfrutar de la hiperactividad de Antonio Galvañ. El autor murciano nos tenía acostumbrados a esperar, pero en los últimos años, con la publicación de dos discos y un recopilatorio, hemos tenido material deParade con una frecuencia pasmosa.

Esta vez, y ya estaba tardando, le toca el turno de aportar su granito de arena a la colección de canciones de amor de su sello, Jabalina. Editado en vinilo, sigue las mismas directrices que sus predecesores en la colección: tres temas alrededor del amor, incluyendo una versión. En este caso Galvañ pone todas sus energías en la otra cara, el desamor, con canciones que van desde el desasosiego más absoluto al cabreo y la guerra conyugal.

Comienza como una apisonadora con “Por la calle de la amargura”, un corte que podrían haber cantado perfectamente The Ronettes, y que recoge la esencia de las producciones de Phil Spector de manera magistral. Un nuevo traje en su carrera, el del pop soul sesentero, que, como no podía ser de otra manera, no se le resiste a Parade.

“Corazón Sioux” es una bomba guerrera, basada en programaciones salvajes y tribales que serviría como una actualización de aquel “Amor Apache” de Gloria Trevi. Una letra sencilla, repetitiva y eficaz, que en menos de dos minutos deja con ganas de más.

Cierra el single una versión de Violeta Parra, “Maldigo del alto cielo”, uniéndose a Single (que hicieron “Gracias a la vida”) en la reivindicación de la cantautora chilena. Una letra terrible sobre el desamor, que le viene que ni pintada a Antonio Galvañ para sacar toda la artillería melodramática de un piano omnipresente y unos arreglos minimalistas y efectivos.

No se puede aventurar si esta entrega es solo un experimento puntual de Parade o un primer contacto para explorar nuevas vías de expresión, como las percusiones tribales, el soul de los 60 y las voces dobladas y máspop que nunca (de hecho,su voz está sufriendo un Benjamin Button, pues cada día que pasa parece más joven), pero lo que sí podemos afirmar es que, de momento, parece que hay Parade para rato y que, como siga así, nunca llegará el día que decepcione.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: