La Fonoteca: Iluminados (Bio + Discografía)

Biografía


Iluminados fue un de esos grupos pioneros de los 90 que contribuyeron a la aparición de una escena indie en España, pero se quedaron en el camino demasiado pronto, dejando a los que los seguíamos con ganas de mucho más. Formados en 1989 en Bullas (Murcia), el grupo estaba compuesto por las hermanas Isabel y Ana Espín, Juan Puerta, Lola Martínez y Lucas Hernández. Años más tarde, la pequeña de las Espín, Carmen, se uniría al proyecto de sus hermanas. En constante evolución, comenzaron dentro de la escena noise y terminaron abandonados al pop electrónico.

El comienzo de todo se puede fechar en 1990, cuando graban su maqueta con cuatro temas, entre los que se incluye una versión de “Cebras” de Alaska y Dinarama. El año siguiente ganan el concurso Murcia Joven. La victoria les abrió las puertas del mundo discográfico, grabando el mini-LP “Las Gotas del Amor (Ross, 1991), producido por Ross. Poco a poco (como reza una de sus mejores canciones), fueron haciéndose un hueco en el casi inexistente circuito independiente, gracias, entre otros, a la presentación en Madrid del mini LP y a Radio 3, que por entonces apuesta por mostrar lo que se estaba haciendo fuera de la radio fórmula. Incluso Ariola los ficha para participar en el recopilatorio “La Única Alternativa” (Ariola, 1992).

Su siguiente EP, “Disco de Papel” (Jabalina, 1993) inaugura el catálogo del sello madrileño Jabalina, en el que permanecerán hasta su disolución. “Disco de Papel” son cuatro canciones que resumen el sonido del grupo en sus inicios: guitarras distorsionadas, bastante protagonismo de las baterías y la dulce voz de Isa perdida entre riffs y reverbs. Los mismos esquemas musicales pueden encontrarse en su debut en el largo, el seminal “Selene 500” (Jabalina, 1995), un título que parece una clara referencia a la banda americana Galaxy 500 (adorada por la parroquia indie de principios de los 90). La gran diferencia con “Disco de Papel” es la producción, más cuidada y certera. Temas como “Algo me quema” o “Júpiter” presentan a unos Iluminados más furiosos. Con este disco consiguen tocar en algunos de los grandes festivales de España, como el FIB, el Doctor Music o el BAM, además de publicar el LP en Japón. Es el momento de su carrera con más repercusión. De hecho, mi primer recuerdo de Iluminados es un playback en Música Sí, de TVE.

En 1995, Isa Espín hace una declaración que resumen a la perfección la filosofía del grupo: “Nos gusta fusionar sonidos, utilizamos tanto sonidos rock, como baterías bossanovas. Estamos siempre evolucionando, no queremos quedarnos estancados en el pop-rock; vamos investigando sonidos y baterías; queremos ir evolucionando con la música; porque si te estancas, mueres. Y si llega un momento que no podemos dar más de sí, lo mejor será que nos retiremos aunque de momento creo que tenemos posibilidades de seguir aportando cosas a la música”.

Este interés en la evolución como banda y en la búsqueda de nuevos terrenos se materializa de la mano de Fangoria, con los que graban un single para en Club Fan Fatal. La canción escogida es “Sono Come tu mi Vuoi” (Club Fan Fatal, 1995), de la diva italiana Mina, y supone su primer contacto con la electrónica. Ambos grupos salen encantados de la experiencia y de esa colaboración surge la idea de realizar remezclas de algunos de los temas de su disco a cargo de Big Toxic y Fangoria.

“Afrodita B” (Jabalina, 1996) es clave en la historia del grupo, ya que a partir de entonces introduce los teclados y las programaciones en su repertorio. En 1997 la banda se queda solo con tres miembros: Ana, Isa y Juan, que graban en Madrid el mini LP de seis canciones “La Casita de las Bolas” (Jabalina, 1997). El giro estilístico es notable, dejando de lado las distorsiones para centrarse en temas más limpios y pop. Aun así, “La Casita de las Bolas” es más un disco de paso que un descubrimiento. La verdadera revolución definitiva en el sonido del grupo llegó con el que fue su último disco, “En Vistabella” (Jabalina, 1999). En él, recuperan un par de temas de “La Casita de las Bolas” para vestirlos con su nuevo traje, una electrónica muy personal, casi abstracta, que mantiene la peculiar voz de Isa y da fe de su gran capacidad como compositora de canciones de pop luminoso, ya sea con una guitarra o con un sintetizador.

1999 fue el último año de Iluminados. Desaparecieron sin hacer mucho ruido, probablemente por la escasa repercusión de la propuesta. Tuve la oportunidad de verles en directo en el FIB de ese año, y el concierto fue desastroso y el número de personas en el escenario y en el público era similar (eran las 5 de la tarde) Tras la disolución, las hermanas Espín han seguido montando proyectos como Musidora, Ochiqueochenta o Isbell.

Además de su carrera como grupo, las hermanas Espín fueron parte activa del movimiento musical que surgió en Murcia en los 90, que Vacaciones como N.O.M. (Nueva Ola Murciana) en su hit “Poppy Girl”. Esta importante contribución fue el Festival Independiente de Bullas, celebrado entre 1993 y 1998 y en 2003, y cuya intención era dar la oportunidad de tocar en directo a bandas jóvenes.

Link

Las Gotas del Amor

Tras ganar el concurso Murcia Joven, Iluminados recibieron como premio la grabación de este mini LP de seis canciones. “Las Gotas del Amor” (PM, 1991) suena primitivo y amateur, pero repleto de ideas y ganas. Los temas son enérgicos y acelerados, destacando la versión primigenia de “Mundo ácido”, que aparecería seis años después en “Selene 500” (Jabalina, 1995) con un sonido menos ochentero. Aparte de ésta, destacan los aires Heavenly de “Las gotas del amor” y el inmenso optimismo de “Un instante feliz”.

La producción es muy del gusto de los 80 (mucho protagonismo de la base rítmica y las voces, efectos de guitarra ambientales, bastante prudencia con la distorsión). Por momentos suenan oscuros, pero las influencias principales son el catálogo del sello inglés Sarah Records, el C86 y el twee pop.

No sé si es por que lo he descubierto hace poco, pero “Las Gotas del Amor” me parece una pequeña joya pop 100% disfrutable hoy en día.

Link

Disco de Papel

Las cuatro canciones con las que Iluminados debutaron en Jabalina son un compendio de ruido y sensibilidad pop que marcarían el sonido del grupo hasta la publicación de su primer LP, “Selene 500” (Jabalina, 1995). Como curiosidad, se puede destacar que cierra el EP una versión noise de “Por qué te vas”, de José Luis Perales que popularizara Jeanette. En 1996, “Disco de Papel” sería añadido a las remezclas de “Afrodita B” (Jabalina, 1996).
Selene 500

El debut largo de Iluminados llegó como un soplo de aire fresco a la raquítica escena independiente española. Jabalina apostaba todo a su buque insignia, publicando el primer larga duración del sello. Iluminados, así, se convertían en una especie de talismán para el sello, ya que también fueron los responsables de la primera referencia de su catálogo -con el EP “Disco de Papel” (Jabalina, 1993)-.

“Selene 500” (Jabalina, 1995) está formado por doce canciones de pop ruidoso en las que sobresalen las letras introspectivas de Isa Espín, siempre cantadas en primera persona. Letras apocalípticas, odas a amores enfermos, deseos irrefrenables impedidos por el destino, letras misteriosas que hablan de otros mundos… en fin, un universo de referencias que oscilan entre la nostalgia y la oscuridad. Hasta en los momentos en que se podría vislumbrar una pequeña puerta de luz al optimismo, hay una sensación amarga (“Júpiter” y su estribillo desesperanzador, “Dime donde vas”).

En cuanto a la música, el disco es continuista con lo que ya habían presentado en “Disco de Papel”: guitarras distorsionadas y la dulce voz de niña de Isa, que en algunos momentos suena perdida en medio del ruido y en otros destapa un lado sexual inesperado.

Se pueden dividir en dos el tipo de canciones de “Selene 500”. Están los temas más tralleros, que abundan al comienzo del disco, y que beben por igual de The Jesus & Mary Chain y de Talulah Gosh. Aquí se englobarían los mayores logros del disco: “Algo me quema”, “Júpiter” o “Mundo ácido”. Sin embargo, Iluminados tienen un lado más oscuro y pesado, en los que los temas lentos y distorsionados, cantados casi entre lágrimas, muestra la cara angustiada del grupo. Esa vez, si hay que buscar referencias, me atrevería a apuntar a Mazzy Star como referente, sobre todo en “Me dejé llevar por la lluvia” y “Voces”. Entre las dos vertientes se encuentran la canción más planetera (primera época, claro), “Esta tarde” y una de las mejores canciones del grupo, “Poco a poco”.

Adolece “Selene 500” de la ignorancia que existía (me atrevo a decir que esto ya casi no sucede) en España en cuanto a producción. Los medios y los conocimientos eran escasos, y para grabar algo decente hacía falta dinero y tiempo, algo totalmente impensable para un sello como Jabalina. Escuchado en 2009, con mentalidad de 2009, el disco puede sonar un poco cutre, pero en 1995 es lo que había, y los que buscábamos algo diferente a la supremacía del top 40 nos conformábamos con cualquier grupo que tuviera ideas. A día de hoy, volviendo a escuchar este disco, no puedo más que dar las gracias a grupos como Iluminados por formar parte de la primera hornada de grupos indies de aquí.

Link

Sono Come tu mi Vuoi (con Fangoria)

El single que se editó en Club Fan Fatal de Fangoria (“Sono come tu mi vuoi”) es un experimento, una revisión en clave de techno rock de un clásico de Mina. Las voces de Isa y Olvido, tan diferentes, acaban por sacar provecho del contraste, confluyendo en un final intenso y dramático.
Afrodita B

La colaboración de Fangoria e Iluminados llegó un año después de su debut. En realidad, no es un disco concebido como tal, sino tres remezclas de “Selene 500” (Jabalina, 1995), una de “Disco de Papel” (Jabalina, 1993), el single que editó en Club Fan Fatal de Fangoria –“Sono Come tu mi Vuoi” (Club Fan Fatal, 1995)– y las cuatro canciones que formaron “Disco de Papel”, ya descatalogado por entonces.

“Sono come tu mi vuoi” abre el experimento, una revisión en clave de techno rock de un clásico de Mina. Las voces de Isa y Olvido, tan diferentes, acaban por sacar provecho del contraste, confluyendo en un final intenso y dramático. “El sueño de la bella durmiente” mejora notablemente en su transformación electrónica, y le da un sentido más festivo a la canción, con guitarras limpias y rítmicas. “Poco a poco” posee una base tan buena que cualquier traje que se le ponga le queda bien, y esto lo sabía el grupo, que volvería a darle otra vuelta en “La Casita de las Bolas” (Jabalina, 1997). En “Afrodita B” (Jabalina, 1996) suena agresiva y con un punto rave. Las otras dos remezclas no aportan nada más allá del hecho de ser remezclas, algo extraño por entonces para un grupo de guitarras. Nacho Canut y Big Toxic hacen lo que pueden con unas canciones poco adaptables.

Los cuatro temas de “Disco de Papel” suenan a grupo con ganas, aunque la producción deja bastante que desear. Aun así, es curiosa la versión noise de “Por qué te vas”, la mítica canción de José Luis Perales popularizada por Jeanette.

El verdadero valor de “Afrodita B” es la posibilidad de descubrir, de una sola escucha, el pasado y el futuro de la banda.

Link

La Casita de las Bolas

La colaboración con Fangoria dejó un poso bastante importante en Iluminados, que en 1997 publicaron el mini LP “La Casita de las Bolas” (Jabalina, 1997). Aunque la experimentación es mínima, se nota un cambio de actitud en el grupo. Ahora las guitarras suenan limpias, se introduce algún teclado juguetón y el pop gana la batalla al noise y al rock.

Comienza con una suerte de spoken word en francés, recitado por la fotógrafa Natalie Paco. “Inseparables” juega con una estrofa feliz y chispeante, ultra pop, para dar paso a un estribillo perverso e introspectivo. “Poco a poco” conoce una nueva revisión, esta vez llamada “Poco a poco orgásmico”, para describir, con total precisión, la interpretación en clave acústica que hace en solitario Isa. Completan el disco “Heaven in the lab” (versión en castellano del “Bringing up baby” de Talulah Gosh), “Experimento azul”, un tema más que olvidable, y “Selene”, en referencia a su primer disco, que despide la primera etapa en forma de instrumental ejecutado solo con teclados.

“La Casita de las Bolas” no es un disco especialmente reseñable, pero marcó el camino para el mejor momento compositivo de Isa, que darían un giro radical en su sonido.

En Vistabella

Lo mejor que hicieron Iluminados en su corta carrera fue este segundo disco, en el que se abandonan por completo a los beats y sobre todo a los teclados, para componer una obra de pop notable. “En Vistabella” (Jabalina, 1999) es, además, el disco más variado de Iluminados. Compuesto casi en su totalidad por Isa Espín, está concebido como un homenaje a su barrio de toda la vida (Vistabella) y a los padres de las hermanas Espín (en este disco, a Isa y Ana se les une Carmen).

El comienzo es el mismo que en “La Casita de las Bolas” (Jabalina, 1997). El mismo tema, “La casita de las bolas”, pero esta vez mejorada y en castellano. Se nota que el grupo es consciente de estar haciendo algo diferente, que ha dejado atrás un sonido que ya no les satisface, y que ahora quieren experimentar y divertirse. La nueva versión de “Inseparables”, en la que no hay rastro de guitarras, da buena fe de ello. “An angustias” muestra vestigios del pasado (aunque no tanto como “Peta zeta” y “Difícil”), con guitarras animadas y distorsionadas, que, sin embargo, se quedan en un segundo plano. La canción con más presencia de la electrónica es “The alien hand”, cuyo ritmo repetitivo y perturbador se mete en las entrañas. Uno de los momentos cumbre es sin duda “Miércoles”, la colaboración con Antonio Galvañ (Parade), con el que Isa hace un dueto acompañados por un piano y un cello. Preciosa canción, aunque cortísima.

El disco tiene algunos fallos, como el empeño de meter alguna pista que no se puede llamar canción (“No siempre hay fresas en la mesa”) o la adaptación en clave de rap (sí, de RAP) del clásico popular “Que llueva, que llueva”, que va más allá de la vergüenza ajena. Los momentos menos innovadores, las citadas “Peta zeta” y “Difícil”, no es que sean fallos, de hecho están bastante bien, pero quizá desentonan dentro de una obra que pretendía ser de ruptura.

La última referencia de Iluminados antes de su separación dejó un buen sabor de boca que se amargó en el momento que supimos que no tendría continuidad, porque lo dejaron justo cuando estaban en medio de algo nuevo, a punto de llegar a un sitio que tenía todas las papeletas para haber sido algo grande. Pero eso es algo que nunca sabremos…

Aparecido en lafonoteca.net
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: